Agradecimiento

Los espectadores de habla hispana también disfrutamos de su serie Cosmos y de sus libros traducidos a nuestro idioma, por ello me permito enviar mi recuerdo al hombre que nos abrió la puerta a la astronomía en nuestro idioma nativo.

De su mano aprendimos sobre los misterios del universo y que las ciencia no necesariamente debe ser para unas pocas mentes elegidas, él nos enseño que las ciencias son para toda la humanidad, para cada ser viviente, se tomó el trabajo de explicarnos de manera sencilla muchos de los postulados científicos de la época, siempre creyó que podíamos entender si se nos explicaba de manera suficientemente sencilla y el hecho de que a 10 años de que nos dejara sin su presencia física miles de personas en casi todas partes del mundo lo recuerden y lo veneren.

Ojala hubiera muchos como él, aunque siempre creí que era un ser único y lamentablemente irrepetible.

Vaya este recuerdo de parte de alguien que creció de la mano de Carl en el interés por las ciencias.

Carl aún vive en nuestras mentes y en nuestros corazones y su legado alcanzara a nuestros hijos y nuestros nietos.

“Moriré el día que muera el último de mis amigos” J. L. Borges.

Tomate©
q=)